Valoraciones personales llevadas a terrenos que me gustaría no conocer.

Selección de todo lo que llevo hasta ahora.

Valoraciones personales llevadas a terrenos que me gustaría no conocer

Anuncios

138 – Maleta sin cremallera.

Aviador degradado,
sentimiento pasajero.
El cinturón deja de ser obligatorio,
la realidad pasa a ser lo primero.

Eras nube entre nubes
y sigues volátil pero anclado y cuerdo.
Aún partes del tabaco
pero ahora te estampan contra el cenicero.

Ya no es necesario el oxígeno,
la mascarilla ahora infunde miedo.
Ya no se taponan tus oídos,
ahora te toca a ti hacerlo.


Mario Martagón Conde.

Copyrighted.com Registered & Protected

7 – Yemas fritas al sedal.

La peor de las resacas,
te deja consciente, capaz,
es como pescar una rémora;
se suele confundir con respirar.

La peor de las resacas,
golpe seco e inaudible, al paladar,
notar la cadencia del remo
sin recordar por dónde accidentaste navegar.

La peor, la más amarga resaca,
estridente orgasmo, normalidad,
es esa marea matutina
que la gente entiende por despertar.


Mario Martagón Conde ©.

135 – Figura retórica descontextualizada en exceso.

El cariño de una cerilla, a cabezazos,
no por torpeza, sino por necesidad.
El calor de un humano, a abrazos,
tanto por torpeza como por necesidad.

Se hizo el amor, se hizo a sí mismo,
y todo el mundo quiso apropiarse de él.
Qué hiciste, amor, qué hicimos…
creamos solo el estribillo y lo asimilaron al placer.

Qué hicimos del amor, qué hicimos…
lo prostituimos y ahora no queremos pagar por él.


Mario Martagón Conde ©.

134 – Dale dos vueltas a la llave.

Llave torcida, cerradura bizca,
moretones que acaban en brillos: intentos de apagar el fuego.

Ni si quiera sabes qué muesca necesitas
y el miedo te hace muescarte, vacuno con ardores.

Ni siquiera sabes quién viene por tu pelaje
y la alopecia te hace muescarte, vacuno que se cubre con retores.

Cuerpo desnudo, cerradura universal,
aprendemos a encerrarnos para estar seguros de noche
pero al desnudo se le reconoce en la oscuridad.


Mario Martagón Conde ©.